Home » Blog » 3 formas estupendas de ahorrar dinero y estar relajado en vacaciones

3 formas estupendas de ahorrar dinero y estar relajado en vacaciones

Cuando trabajas como guía turístico, te encuentras todo el tiempo con personas que son muy difíciles de complacer (¿no sabías que el marisco es realmente bueno para ti? ¿Qué tal el jazz? ¿No te parece bien estar sentado en un bar en algún lugar tomando algo delicioso?). Pero no puedes evitar querer a esta gente que lleva consigo porque conoce la ciudad con calma y una sonrisa. No son malas personas, sólo diferentes.

1. Evita el salto de revista en vuelo.

Ahora los ves en todas partes. Esa maldita cosa que llevan en la cabeza. Bostezo. Muy bien. Sólo evita esto. Es peor que un viaje en avión.

2. Evite el hielo seco.

¿Hielo seco? Sí, puedes ponerlo en tus bebidas. No estoy seguro de lo que hacen con él, pero es un “NO” bastante grande en mi avión.

3. Llevar calzado hermético.

Los zapatos herméticos cumplen una doble función. No sólo mantienen tus pies herméticos, sino que el chirrido del metal puede delatarte en el control de seguridad. El lado positivo es que hacen que tus zapatos parezcan menos huellas de hobbit.

4. Poner el paraguas en la mochila.

Especialmente si vas a salir del país, no te metas en una multitud sin él. No querrás ser la próxima persona que se quede atrapada bajo un enorme Panda.

5. No seas un objetivo.

Nadie quiere ser el objetivo de los delincuentes. Nuestra sociedad da mucho valor a nuestra seguridad. Si no estamos a la altura, nuestro viaje puede resultar menos agradable.

Hazlo en tu lista de control. Lleva tu propio paquete turístico “sólo para locales”. Puedes consultar en http://www.travelton.comto los sitios especializados en esta zona.

6. Obtenga los nombres, la dirección y el teléfono de las personas.

En cuanto a la dirección, siempre hay que dejar el nombre y la dirección del hotel en el que te vas a alojar. Si pides indicaciones, también debes dejar el nombre y la dirección del conserje del hotel, así como el de la ciudad en la que estarás (si estás en Europa). Es probable que llegues más lejos.

7. Cuéntale a la gente que te encuentras en el camino sobre tus viajes.

La seguridad de todos es nuestra prioridad, pero no arruines tu viaje por ser un aguafiestas del WiFi. Nunca sabes el nombre de la gente, y si han viajado al extranjero, probablemente te hayan dicho el tuyo. Pídeles que te lo digan, y procura llamar a la gente al llegar. Además, cuando hagas amigos locales, no tengas miedo de pedirles consejo. Los amigos no son egoístas. Si necesitas ayuda con el cubo de la basura, díselo a la gente.

8. Haz muchas fotos.

Las fotos granuladas de móvil del campo, los animales domésticos que te gustaría fotografiar y los adolescentes tumbados en la cima de las montañas con el equipo puesto, son buenas. Sin embargo, también hay que tener calidad. Lo mejor son las imágenes sin procesar, pero fácilmente editables, de tus viajes. Sin embargo, no las guardes en tu disco duro; desaparecerán en un momento. En su lugar, destrúyelas.

9. Hazte con un par de prácticos artilugios de viaje.

Desde las cámaras desechables hasta las baterías de repuesto, los viajeros tienen varias formas de conservar sus recuerdos y grabar otros nuevos. Aproveche algunas de ellas. Por ejemplo, un pequeño bloc de notas en espiral es un gran artículo de regalo. Blocs de notas, parches, cinta adhesiva y otros artilugios mantienen a la gente entretenida durante sus viajes.

10. Traiga un “stock” omni-metro.

Los días en los que se paraba en las gasolineras para coger una cerveza fría de un cuarto de litro ya han pasado. Sin embargo, nos quitamos el sombrero ante el vigilante de polos que se detiene para echar un vistazo al contador. Para entender su funcionamiento, hay que tomar el tren en una estación cercana y observar cómo el contador utiliza la indicación automática del tren.

Encontrar grandes ofertas de vacaciones es mucho más que conseguir la oferta más barata.